Para evitar riesgos en el proceso logístico, es imprescindible que las empresas involucradas en dicho proceso sean especialistas en el tipo de producto a transportar, disponer de consejero de Seguridad para transporte de Mercancías Peligrosas y el cumplimiento de las Buenas Prácticas de Distribución (GDP).

La suma de todos estos factores ayudará a facilitar a las empresas del sector farmacéutico a evitar riesgos y tener las garantías de control y trazabilidad de sus productos durante todo el proceso logístico.

Certificaciones como CEIV Pharma o TCR (Temperature Cintrol Regulation), concedidas por IATA, ofrecen un estándar global de máxima calidad en la gestión y manipulación de productos farmacéuticos durante la cadena logística.