Es la mercancía que por sus dimensiones, pesos o ambos, no pueden ser transportados en un contenedor, sino que necesitan de modos de transporte especiales, tanto en la parte marítima como en la terrestre, diseñados única y exclusivamente para cumplir con los requisitos de seguridad y asegurar una operativa eficiente.